Vendetta, la maldición se ha roto

Cuentan lenguas ya olvidadas que bajo la selección española pesa una maldición. España cae en cuartos un 22 de Junio. Una vez. Y otra. Y otra más.

Y unos ojos de 9 años presenciaban allá por el año 1994, en el primer mundial de fútbol que veían conscientemente, cómo sus héroes caían heridos y mutilados en el campo de batalla contra una selección italiana que más parecían las legiones romanas amparadas por un árbitro enviado por el mismísimo César.

Zubizarreta, Ferrer, Sergi, Alkorta, Abelardo, Hierro, Raúl, Luis Enrique, Nadal, Julen Guerrero, Guardiola, Morientes, Julio Salinas, Boro, Camarasa… son los nombres que aún puedo recordar de la alineación que perfectamente recitaba en labios infantiles, sus caras grabadas en chapas de cocacola que coleccionaba a puñados y revendía repetidas “a 100 pesetas la colección completa“.

En ese partido de cuartos frente a Italia uno de esos héroes se llevó un “regalo” especial. Un codazo no sancionado reventó la cara de Luis Enrique, le rompió la nariz mientras su cara, manos y camiseta se cubrían de sangre, y la afición se levantaba furiosa e indignada. Papá, creía que el fútbol era un deporte. España se iba a casa ganando en fútbol, perdiendo en guerra.

Ayer, mis recuerdos de infancia volvieron. Las caras eran distintas, la situación era la misma. La cara ensangrentada de Luis Enrique seguía deambulando en mi conciencia mientras observaba el magistral juego de España. El partido que empezó sin esperanzas, se tornó en dominio rojo, y toda España empezó a ilusionarse con un gol que no llegaba pero bien merecía, mientras un germano arbitraba según le convenía a su equipo ya clasificado. 1ª parte. 2ª parte. Prórroga. Y llegaron los penaltis.

Vamos Iker. Por Luis Enrique. ¡Por tu madre!

Ayer se consumó la venganza. Ayer se forjó otro 11 para la Historia. Ayer los tercios españoles vencieron en intemporal batalla a las legiones romanas. Ayer Luis Enrique quedó vengado mientras su compañero Hierro lo celebraba en las gradas del estadio vienés, y los Reyes de España presenciaban con orgullo la victoria. Ayer nació el mito de San Iker y Europa volvió a ser española.

Anuncios
Published in: on junio 23, 2008 at 9:56 am  Comments (4)  
Tags: , , , , , , , ,

The URI to TrackBack this entry is: https://soyloc.wordpress.com/2008/06/23/vendetta-la-maldicion-de-ha-roto/trackback/

RSS feed for comments on this post.

4 comentariosDeja un comentario

  1. Qué flipada xD Me gusta cómo lo has escrito, yo no rememoré nada de antaño, porque me han hartado durante la semana pasada, pero de seguro que muchos españoles estaban ayer como tú: recordando la historia.
    De aquí a la final, pero cuidado con los rusos.

  2. xDD No me sentí yo aliviado ni ná cuando le ganamos ayer a Italia…como una especie de Paz Interior xD

  3. jejejeje… desee luego has echo un buen resumen. ;)… este jueves vamos a cenar ensaladilla rusa… jejeje… :P… besos guapa…

  4. Casillas dice: Bufon ¿porque o te callas ?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: